» "PERTENEZCO A UNA FRANQUICIA CONSOLIDADA POR LA QUE ME SIENTO MUY ARROPADA Y ESO ME HA AYUDADO A LA HORA DE ARRANCAR MI NEGOCIO"

24-02-2017 | Entrevista


El 19 de febrero hará un año que la franquiciada Jessica Sarmiento tomó la decisión de formar parte de la franquicia Cay Ville, abriendo su propia tienda de moda y complementos en la localidad de Galdakao (Vizcaya). El concepto de negocio, el constante asesoramiento y la baja inversión fueron algunas de las razones que impulsaron a esta emprendedora a unirse a esta enseña.


¿Qué balance harías después de un año con Cay Ville? Sin duda el balance es muy positivo. Es inevitable que, al poner en marcha un negocio, te asalten miedos y tengas que enfrentarte a situaciones nuevas a las que no estás acostumbrada, pero una vez que tomas las riendas todo es mucho más sencillo. Ha sido un año de mucho trabajo, muchas ilusiones y sueños cumplidos. Desde el principio la tienda ha tenido muy buena acogida y aceptación en Galdakao y esto se ha reflejado en clientas satisfechas y un aumento en las ventas. La clave está en ir poco a poco y hacer bien las cosas. Mi primer año como franquiciada ha sido muy bueno y estoy muy feliz.

 

¿Por qué Cay Ville? ¿Qué te atrajo de esta franquicia? Llevaba tiempo queriendo montar mi propia tienda enfocada al mundo de la moda. Cay ville fue una franquicia que me llamó la atención desde el primer momento por su diseño y su gran variedad de producto. Buscaba pertenecer a un grupo estable y que me brindase un gran apoyo y asesoramiento y Cay Ville encajaba perfectamente con mis  necesidades. Lo que más me atrajo de esta enseña fue su forma de trabajar rápida y eficaz, las novedades semanales y la baja inversión.  Lo que me llevó a adentrarme en esta aventura fue la tranquilidad y la profesionalidad que, desde un primer momento, me transmitió su socia fundadora Ana Herrero.

 

¿Tenías experiencia en el sector? Trabajé durante 12 años en el mundo de la moda, aunque enfocado a la ropa deportiva. Comencé mi andadura profesional como dependienta hasta que me ascendieron a encargada de tienda. Finalmente llegué a ser coordinadora de 8 tiendas, por lo que puedo decir que he pasado por todos los escalafones. Mi experiencia me ha ayudado a la hora de ser dueña de mi propio negocio pero no es algo que considere indispensable ya que, desde el primer momento, tienes el completo apoyo de la central.

 

¿Cómo fue el proceso para convertirte en una franquiciada Cay Ville? El proceso fue muy sencillo, rápido y fácil porque la directora de la franquicia te acompaña desde el primer minuto. El asesoramiento es total y absoluto en todos los aspectos pero uno de los más importantes fue el de la elección del local, que en la mayoría de las ocasiones, es algo que puede resultar complicado. En tres días mi tienda estaba montada y lista para su apertura.

 

¿Cómo fueron los comienzos? Por suerte han sido buenos porque el estilo ha encajado muy bien. Pertenezco a una franquicia consolidada por la que me siento muy arropada y eso me ha ayudado a la hora de arrancar mi negocio.

 

¿Cuáles son las ventajas de pertenecer a esta enseña? Pertenecer a Cay Ville es sentirse escuchada y apoyada. Ninguna franquiciada es una más. Cada una de nosotras tenemos voz y necesidades que la central nos ayuda a satisfacer. Su oferta de producto es muy variada y tiene una gran relación calidad precio.

 

¿Consideras que el surtido de producto satisface totalmente las necesidades de tu clientela? Sí totalmente. La central no me impone la compra de ningún producto que yo crea que no se adaptará a mi clientela y eso es muy importante porque tienes la seguridad  y la libertad de elegir lo que vendes.  En el caso de necesitar un producto concreto se lo transmito a la central y siempre intentan encontrar lo que necesito. El producto ofertado por la franquicia se adapta completamente a cualquier Cay Ville en cualquier lugar.

 

¿Recibes apoyo por parte de la central? Total y absoluto. Tanto la directora como el equipo comercial siempre están pendientes y eso te aporta una gran seguridad y tranquilidad.

 

¿Recomendarías esta franquicia? Si lo que busca es montar una tienda de moda y complementos, la recomendaría totalmente. La prueba está en la tienda Cay Ville de Amorebieta, fui yo la que le recomendé a su franquiciada dar el paso y está encantada con haber tomado la decisión.

 

¿Montarías un segundo Cay Ville, si tuvieras oportunidad? Es mi siguiente objetivo. Todavía no quiero lanzarme porque quiero un poco más de rodaje y  asentar totalmente las bases de mi tienda actual. Pero por experiencia lo haría. Si todo funciona tan bien como hasta ahora, en un par de años seré dueña de dos tiendas Cay Ville.